White Darkness
Bienvenid@ a White Darkness!
Regístrate y forma parte de nuestra familia y si ya estás registrado conéctate para seguir escribiendo tu historia.
¿Vas a perdértelo?
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff Administrativo
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Dom Ago 08, 2010 8:27 pm.
Últimos temas
» busco y busco pero aun no lo encuentro..me ayudas?
Dom Jun 05, 2011 9:06 am por Roxanne Stevens

» new life in mystic falls
Mar Ene 18, 2011 7:10 pm por Invitado

» Clash of the fallen(normal)
Jue Ene 13, 2011 4:07 pm por Invitado

» "Roses" are not red... at least, I'm not! [Silvano] [+18]
Lun Nov 01, 2010 7:25 pm por Rosalie Hale

» Light Of Twilight [Normal]
Dom Oct 17, 2010 12:05 pm por Invitado

» Gods And Men ~ Forum Afiliación.
Lun Oct 11, 2010 1:37 am por Invitado

» sagameyerrol(normal)
Miér Oct 06, 2010 6:27 pm por Invitado

» Secrets City(VIP)
Mar Oct 05, 2010 5:36 am por Invitado

» New Iniciatives (VIP)
Miér Sep 29, 2010 5:33 pm por Invitado

Derecho de Admisión
Reservado el Derecho de Admisión
Los administradores de este foro se reservan el derecho a bannear o no admitir a los usuarios que se consideren conflictivos o alteren el orden dentro del foro o entre los usuarios no problemáticos.

Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Sáb Ago 07, 2010 7:21 pm

Hacía tan solo un par de días que habíamos llegado a Forks, aunque para el resto de la población nosotros seguíamos estando en Los Ángeles, como bien había informado Carlisle al hospital antes de su marcha. No sabía que demonios hacer ahora que ya había llegado aquí. Por una vez en mi vida odié profundamente mi perfecta y cristalina memoria vampírica, ya que en cuanto pisé Forks vinieron a mi mente todos los buenos recuerdos de los días pasados junto a Bella. Fue doloroso verlo todo de nuevo con tal nitidez, percibir los olores que me traían tantos recuerdos, ver lo que tantas veces había visto junto a ella. Pero lo mas doloroso llegó después, cuando en otro de mis arranques de melancólica frustración y profundo desprecio a mi mismo me escabullí de la vigilancia de mi hermana Alice y me adentré en el bosque. Eché a correr sin rumbo, al menos sin rumbo consciente, porque de repente estaba en los lindes del bosque que daban al patio trasero de la casa del jefe de policía Swan. Justo en ese instante vino a mi mente un recuerdo horroroso que me hizo retorcerme de dolor en silencio, el recuerdo del momento en que me atreví a mentirle a Bella y decirle que no la amaba y que deseaba apartarla de mi vida.

Tuve que irme de allí antes de sufrir algún tipo de ataque de ansiedad o acabar como el día en que se lo dije, no deseaba volver a estar así. Antes de darme cuenta estaba corriendo de nuevo, sorteando los árboles a una velocidad de vértigo, era como si quisiera huir pero al mismo tiempo no me permitía a mi mismo salir de los límites de aquel maldito pueblo. De nuevo mi subconsciente me jugó una mala pasada, cuando tuve que parar en seco mi carrera al percatarme de que suelo pisaban mis pies. De repente el banco de nubes que cubría el cielo de Forks había quedado atrás y los cálidos rayos de sol arrancaron destellos de mi piel. Estaba parado justo en medio de aquel prado, donde todo había empezado al fin y al cabo. Donde por primera vez me mostré a Bella tal y como era, aquel solía ser nuestro lugar feliz, al que huíamos siempre que necesitábamos un rato para nosotros. Cerré los puños con tal fuerza que la piel de los nudillos se me quedó mas blanca de lo que era ya de por si, me temblaban los brazos de la fuerza que estaba empleando por no derrumbarme. No quise seguir viendo todo aquello, así que cerré los ojos con fuerza y resoplé mientras apretaba la mandíbula con firmeza. Ya estaba de nuevo, maldiciéndome internamente por haber roto todo esto, por haber derrumbado todo lo que habíamos construido, la verdad es que no sabía como demonios Alice había conseguido mantenerme a flote siendo yo como era.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Dom Ago 08, 2010 2:01 am

Aquella mañana me había despertado relativamente tarde. Las 11 y media de la mañana marcaba el reloj de mi mesita de noche. Por un momento mi cerebro no se percató de que era sábado, y la angustia por llegar tarde a clase se apoderó de mi. Pero cuando mi patosa persona se puso en pie a la velocidad del rayo, buscando mi ropa del armario, la palabra "fin de semana" cruzó mi cabeza. Un sonoro resoplido salió de mis labios, chascando la lengua al instante. Me maldije a mi misma por ser tan tonta y, negando con la cabeza, terminé de sacar la ropa que me pondría del armario. Después de todo ya no iba a volver a la cama, no podría coger el sueño de nuevo.

Así pues me terminé de vestir: unos vaqueros y una camiseta de manga larga, pegada. Tal vez haría frío, por lo que me puse una sudadera encima. Me até bien mis converses y me peiné antes de bajar hacia la cocina. Busqué a Charlie con la mirada, pero no estaba allí, ni tampoco en el salón. Dios sabe donde se habría metido, pero a mi no me apetecía averiguarlo. Así que me tomé un zumo y me dispuse a salir de casa. El día estaba algo nublado, típico de Forks. Dejé que el aire fresco llenara mis pulmones y comencé a caminar, adentrándome en el bosque. Sin quererlo, mientras mis pies seguían un camino sin rumbo fijo, a mi mente vino lo de siempre, lo que me llevaba atormentando más tiempo del que me gustaría, el origen de mi depresión: Edward. Era increible como el recuerdo de lo que una vez fuimos, de su amor, seguía grabado dentro de mi, y quemaba como el fuego. Suspiré ante aquello, tristemente. Odiaba que a pesar de los numeroso intentos de William por hacerme olvidar no lo hubiera conseguido, no al menos del todo.

Cuando quise darme cuenta había llegado al prado, donde tantas veces Edward y yo habíamos pasado horas juntos, hablando, o simplemente mirandonos. Pues con él no hacía falta decir nada, con solo mirarle yo era feliz, y ahora... no estaba. Me llevé una mano al pecho, dolía... Pero entonces un ruido captó mi atención, y al dar un par de pasos lo vi de espaldas. Por un momento mis ojos me gastaron una broma, parecía Edward por la ropa que llevaba, pero no era posible, él no estaba en Forks.-¿William?-pregunté casi en un susurro y me acerqué a él. Pero cuando quedé frente a él, mi boca se entreabrió, y mi cabeza comenzó a negar ligeramente. Di un pequeño paso atrás, sorprendida. Su piel era demasiado pálida, sus ojos eran dorados... su aroma... No, él no era William... -...¿Edward...? -La voz me sonaba entrecortada, formandose un nudo en mi garganta.
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Dom Ago 08, 2010 2:45 am

Tuve que darme unos minutos para poder reponerme un poco y sobrellevar el dolor que a fin de cuentas me había provocado yo mismo, y no ahora si no meses atrás. Resoplé entre dientes y sacudí la cabeza con firmeza, no podía ser, no podía regresar a aquel agujero negro en el que me había dejado caer y del que tanto me había costado salir. Tomé una bocanada de aire, percibir de aquella forma tan profunda aquellos olores que me hacían recordar de nuevo con total nitidez los momentos vividos junto a la maravillosa persona a la que yo había abandonado. Me vi obligado a dejar de respirar para poder sobrellevar todo esto. Sabía que venir a Forks iba a causar algo parecido en mi, sabía que todo lo que había intentado reprimir, sin mucho éxito, iba a azotarme sin piedad hasta dejarme totalmente destrozado, pero lo que no sabía es que iba a ser tan intenso, tan doloroso y brutal como estaba siéndolo.

Me relajé un poco, ahora que ni veía, ni olía todo lo que me rodeaba, era un poco mas fácil superar la oleada de dolor. Tenía que hablar con Bella o mas bien, tendría que buscarla y encontrarla hasta saber que había ocurrido, porque de repente su futuro había desaparecido. Entonces llegó a mi mente aquella horripilante alternativa en la cual procuraba no pensar, ¿y si le había ocurrido algo? Peor aún ¿y si lo que le había ocurrido, había sido gracias a que yo la había abandonado a su suerte? Jamás me lo perdonaría, aunque claro no duraría mucho tiempo en este mundo si Bella no estaba en él. Apreté los ojos con mas fuerza intentando apartar esa idea de la cabeza antes de volverme loco.

Me dispuse a irme de aquel lugar antes de perder la poca cordura que reinaba en mi cabeza, visto lo visto y vivido lo vivido, sería mejor reflexionar en un lugar un poco mas neutro. Abrí los ojos y di una bocanada de aire al tiempo que relajaba las manos para pasármelas por el pelo, el cual me eché para atrás, En ese instante me azotó el efluvio de Bella, era tan real, tan intenso, no podía ser fruto de mi imaginación. Aún con las manos en la cabeza voltee el rostro para enfrentarme a lo que tuviese que venir. Y entonces ahí estaba yo, mirando a la razón de mi existencia después de tanto tiempo, a la verdadera Isabella Swan, no a la que retenía en mi memoria. ¿William? ¿Acababa de llamarme por otro nombre? Mi mente empezó a divagar de forma vertiginosa, pero todo pensamiento paranoico desapareció en el instante en que oí mi nombre susurrado de entre sus labios, con su dulce voz. Entonces me di cuenta de que me había quedado totalmente pasmado, bajé las manos de la cabeza y las dejé caer a ambos lados de mi cuerpo, como un peso muerto. -Bella... -su nombre salió de entre mis labios acompañando a un suspiro, no podía apartar mis ojos de ella, era totalmente incapaz de moverme un solo ápice en aquel instante.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Dom Ago 08, 2010 2:58 am

No podía dar credito de lo que mis ojos estaban viendo... No podía ser posible, era él, Edward, frente a mi, tal y como la última vez que nos vimos... Por un momento pensé que estaba soñando, pero en cuanto sus ojos se clavaron en los míos y pronunció mi nombre con su melodiosa voz me recalcó que no, que aquello era real. Que el amor de mi vida estaba justo a mi lado. Tragué saliva, totalmente nerviosa y sintiendo como el nudo que se había formado en mi garganta me apretaba aun más. ¿Qué se le decía a la persona que más amabas en el mundo, aquella que meses atrás te había abandonado diciendote que no eras suficiente para él? Que no te amaba, que no eras buena... El terrible recuerdo de esa escena azotó mi mente haciendo que un dolor espantoso me golpeara el pecho. Apenas podía articular palabra, pero era necesario hacerlo. Tenía que saber que hacía aquí, porque había vuelto.- ...¿Cómo es posible...? -Susurré más para mi misma que para él. Me mordí el labio inferior, por un acto involuntario debido a la confusión por todo lo acontecido.-¿Qué haces aquí?-me atreví a preguntar sin más, intentando emplear en mis palabras el tono más serio que pude. Pero una vez más el tartamudeo me venció.

Seguía con mis ojos fijos en los suyos, tratando de sostenerle la mirada lo más firme que podía. Pero de repente unas ganar inmensas de abrazarle se apoderaron de mi, de sentirle, de besarle... Sin embargo no lo hice, después de todo, él no me amaba... ¿verdad?
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Dom Ago 08, 2010 3:32 am

No podía ser, no podía estar aquí con ella, no estaba preparado. El pánico se apoderó de mi en ese mismo instante. No sabía que decirle, ni que hacer. Yo le había dicho que no la amaba, que me apartaba de ella por mi bien y el suyo, así que ¿con que cara se suponía que aparecía yo aquí ahora? Seguía mirándola fijamente, intentando apreciar de nuevo lo magnífico de su ser, si bien mi memoria era perfecta seguía siendo insuficiente a la hora de compararse con la viva imagen de Bella. Me percaté de su creciente nerviosismo, tanto su pulso como su respiración se aceleraron y no sabía como tomarme aquello exactamente.

De un modo u otro debía decir algo, lo que fuese y preferí centrarme en lo que había venido a hacer al pueblo realmente. Volví a suspirar de forma inevitable al oír su dulce voz de nuevo. -Yo... -mi voz se quedó en nada y titubeé en busca de algo que decir, pero ningún sonido salía de entre mis labios. Seguía ahí plantado, tan inmóvil como una estatua. Cerré los ojos de nuevo y contuve la respiración ya que había comprobado hacía muy poco que era mejor así a la hora de intentar mantener la mente fría. Sabía que era un comportamiento de lo mas grosero, pero si no lo hacía así no iba a poder hacerlo. -Alice, tuvo una visión... Tu, tu desapareciste de repente... -negué con la cabeza, aún con los ojos cerrados y apreté los puños de nuevo.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Dom Ago 08, 2010 3:50 am

Pude notar que Edward estaba nervioso, o al menos eso me pareció a mi. Estaba tenso, la expresión de su rostro me lo decía todo. Quizás mi presencia le molestaba, mi olor... incluso mi voz. En ese momento lo veía todo negro, negativamente. Suspiré levemente al oir su respuesta a mi pregunta. ¿Yo desaparecer? ¿cuando? No recordaba en ese momento ninguna situación por la que Alice no me viese. Pero en ese instante recordé a los licántropos, a Jake, y a William... ¿Tal vez su presencía eclipsaba la mía? O más bien, ¿Me haría invisible ante las visiones de Alice? Era una posibilidad, o al menos la única con lógica que podía encontrar. Después de todo yo no había desaparecido, seguía allí, para bien o para mal.-¿Desaparecer?-pregunté y alcé una ceja, negando al instante con la cabeza.-Pues ya ves que eso no es así... -Alegué y desvié la mirada, observando el suelo por un instante.-Y de todas formas... ¿eso que importa? No es... motivo para que vuelvas... -añadí con el dolor reflejado en mis palabras. Era inevitable, por más que yo tratase de esconderlo.

Una vez más la confusión se apoderó de mi. ¿Si Edward no me amaba que hacía aquí? ¿qué sentido tenía regresar solo por que yo hubiese desaparecido? No comprendía nada. De nuevo levanté la mirada, encontrándome con sus ojos, su rostro... su perfecto rostro. Apreté los labios por un momento, pues sentía como unas pequeñas lágrimas querían agruparse en mis ojos, y no podía permitirlo.-O las visiones de Alice están comenzando a fallar... -comenté, inmovil, incapaz de dar un solo paso.-O quizás no me vio por... William... -añadí. ¿Cómo explicarle quien era él? ¿cómo decirle que era su viva imagen? Ahora que ambos estaban en Forks era posible que se encontraran, y eso significarían miles de preguntas y explicaciones. Quizás era mejor hablar ya.-Él es un... hombre lobo... -dije sin más.
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Dom Ago 08, 2010 6:29 pm

No paraba de preguntarme quien demonios me había mandado a mi a salir de la mansión, era obvio que salir de mi casa era exponerme justamente a esta situación, al fin y al cabo, este era el pueblo de Bella y como todos ya sabíamos tenía la manía de meterse en lugares donde no esperabas encontrártela. Durante el viaje, mientras veníamos los cuatro en el coche, el cual conducía Carlisle ya que yo no estaba como para ponerme al volante teniendo la mente tan dispersa, había pensado una y otra vez en que haría cuando me encontrase con Bella. El problema era que mi imaginación había sido tan realista como esperaba, pues ya tenía bien sabido que reaccionaria quedándome como un pasmarote, sin saber que decir o hacer. Me sentía terriblemente mal, en cuanto la vi mirándome de aquella forma comprendí todo el daño que le había causado mi marcha, podía verlo en su triste mirada. Me odiaba a mi mismo por haberla echo sufrir, pero aún tenía que asegurarme si mi plan había resultado, ya que tal vez me estaba formando una idea equivocada y estaba dolida, si, pero había rehecho su vida sin mi. De repente un nuevo temor anidó dentro de mi ser, proporcionándome un dolor muy diferente al que había sufrido hasta ahora, centrándome solo en lo miserable que era por haberla dejado. ¿Y si ella había rehecho su vida? Tendría que dejarla, irme de nuevo y hundirme en la miseria, pero la dejaría seguir con su vida ya que era lo único que deseaba para ella, una vida humana.

Seguía con los ojos cerrados y evitando respirar, aunque no me quedaba aire en los pulmones como para seguir hablando mucho rato, así que me vería obligado a tomar aire de nuevo y dejarme torturar por el delicioso aroma de Bella. Sabía que no me estaba comportando como era debido y me sentía fatal por ello, pero era la única forma de abordar el tema que me había traído aquí con objetividad. Por el tono de su voz parecía incrédula ante mi escueta explicación. -Si, desapareciste... -dije rápidamente usando la menor cantidad de aire posible. Sus siguientes palabras provocaron que un escalofrío recorriese mi espalda. Mi mentira había sido muy convincente por lo visto, se había creído hasta la ultima palabra de aquella burda actuación. Quería gritarle que no era así, que ella era lo único para mi en este maldito mundo, pero de nuevo las dudas no me dejaron actuar. No quería confundirla o destrozarle su nueva vida desmintiendo ahora mi teatral escusa para marcharme de su lado y dejarla sola. Sacudí la cabeza, negando enérgicamente en respuesta a dicho comentario. -Vine... acompañando a Alice... -musité de nuevo con mucha rapidez. Mentí descaradamente, pues había sido justo lo contrario, pero debía mantener mi entereza con el tema de mi abandono.

Suspiré casi sin dejarme oír, abatido como estaba ante tal panorama. Craso error, pues agoté mi reserva de aire por completo. Abrí los ojos, encontrándome de nuevo con ella frente a mi, tal y como la había visto antes y sufriendo exactamente lo mismo, mientras tomaba una nueva bocanada de aire, acompañada de una ligera mueca por el dolor que me producía tener su dulce efluvio tan cerca y saber que es como si estuviese a kilómetros de distancia. Desvié la vista, dispuesto a no cerrar los ojos de nuevo, pero negándome a mirarla a ella directamente, ya que si lo hacía toda mi serenidad y frialdad se irían al traste y acabaría confesando cuan desesperado estaba por volverla a tener entre mis brazos. Como era de esperar, empezó a cavilar sobre que habría echo fallar el don de Alice, tal y como lo hicimos nosotros el día en que tuvo la visión que me había traído aquí. Su conclusión me sacó de mi ensoñación y ahora si la miré, pero en lugar de hacerlo torturado lo hice algo molesto, frunciendo el ceño en señal de desaprobación. -¿Hombres lobo? ¿Vas por ahí con hombres lobo? -pregunté incrédulo. Entonces recordé que en la reserva habían habitado hacía años unos cuantos de ellos, seguramente lo que fuera que les hacía recuperar su capacidad licántropa había regresado y en muy mal momento. -Bella, son muy peligrosos... No debes andar por ahí con licántropos... -dije en el mismo tono protector y de reprimenda que tantas veces había usado con ella anteriormente.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Lun Ago 09, 2010 2:50 pm

Observaba a Edward intentando mantenerme lo más entera posible, sin derrumbarme en puro llanto frente a él, desesperada por oirle decir que aun me amaba. Queriendo suplicarle que todo volviera a ser como antes. Pero no, ya nada podría ser como antes, al menos no del todo y no a mi parecer. Edward no me quería, yo no era suficiente para él y en cierto modo lo entedía. ¿Qué podría interesarle a un vampiro de una simple e insignificante humana como yo? No tenía sentido que sintiera por mi lo mismo que yo por él, el amor más intenso y puro que jamás había sentido por nadie. Un dolor más punzante, si cabe, recorrió todo mi cuerpo haciéndome dibujar una mueca en mis labios. El simple hecho de imaginar otra escena como la última que viví con Edward me mataba lenta y dolorosamente, no soportaría otra vez oir esas palabras cargadas de un veneno mortal para mi débil cuerpo.

No me pasó desapercibido el rostro de Edward y sus gestos que por más que intentase ocultar yo ya me había dado cuenta. Se le veía incomodo, tal vez por mi presencia, quizá porque ya se había hecho a la idea de no volver a verme nunca más. De nuevo más dolor añadido a la gran barrera que rodeaba todo mi ser. No podía más, sentía que las fuerzas me abandonaban y que el esfuerzo por no llorar se estaba yendo al garete. Pero entonces sus ojos, los cuales no me querían mirar, pasaron a posarse sobre los míos de forma fija, penetrante y seria. ¿Qué tenían de malo los hombres lobo? Por lo visto no le había gustado mucho la idea de que mi mejor amigo fuera un licántropo. -¿Y... por qué no debo? Si se puede saber, claro... -respondí, tomando una bocanada de aire totalmente necesario para no asfixiarme en ese mismo instante con el gran nudo de mi garganta.-... No creo que sean peligrosos, Jacob es un buen amigo, al igual que William... Ambos, sobretodo Will, me han intentado ayudar... en todo momento... -Me sentía estúpida, completamente estúpida... ¿Cómo podía hablar de aquella manera, como si fuera la primera vez que le veía? Era el dolor, lo sabía, lo notaba... No podía derrumbarme frente a él, no debía permitirlo.-Aunque no lo consiguieran del todo...-Susurré.

Pero entonces mis esfuerzos terminaron yendose por la borda. Dos pequeñas lágrimas escaparon de mis ojos, resvalando por mis mejillas. Bajé la mirada en ese mismo momento, tratando de esconder mi rostro bajo algunos mechones de mi pelo.-...Yo... no puedo... -Negué varias veces, de forma un tanto brusca, con el rostro. Si seguía allí solo había dos únicas opciones: O me lanzaba a sus brazos a pesar de su posible rechazo, o me daría un ataque de ansiedad en cualquier momento. Así pues me adelanté unos pasos, pasando por el lado de Edward, dispuesta a marcharme, sin rumbo fijo, simplemente dejandome llevar por mi desesperación y mi llanto apunto de salir a la luz. Pero entonces, cuando apenas había dado cinco pasos, mi torpe pie se tropezó con una inoportuna raiz levantada de un árbol, haciendome caer, de lado, al suelo. Simplemente pátetico... Quería morirme, que la tierra me tragase allí y en ese instante.
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Mar Ago 10, 2010 8:54 pm

Por lo visto yo no era el único que estaba manteniendo una posición mas tensa y distante de lo que nos era normal a ambos, esto ya empezaba a parecerse a aquellos días cuando empezó todo y nos acabábamos de conocer. Aquellos días en los que yo era distante y frío con ella porque no entendía como una humana podía llevarme al borde de mi propia autodestrucción con tanta facilidad. Si bien ahora actuaba de la misma forma no era precisamente por la misma razón, al menos no del todo, seguía intentando evitar mi propia destrucción pero ahora no era por odiarla de una forma irracional o por temor a hacerle daño, al menos físicamente, ahora lo único que temía era que mis mentiras hubiesen sido demasiado perfectas, tanto que ella me odiase a mi y no me quisiera mas en su vida, algo que sería del todo comprensible.

No acababa de entender como Bella no se había ido ya o no me había propiciado una sarta de insultos o algo por el estilo, la verdad es que sabía que ella no era una persona impulsiva en ese sentido, pero me asustaba el pensar que efectivamente me odiase tanto que llegase al punto del desprecio, algo que empezaba a pensar firmemente al ver su incomodidad con mi presencia. Al parecer no entendía lo peligrosos que podían ser los licántropos y mas aún aquellos chiquillos de la Push, que eran una panda de niños todavía, quien sabía lo descontrolados que podían llegar a estar. -Porque no es seguro andar con ellos Bella... -dije sin lograr entender como no comprendía tal cosa y fruncí el ceño mientras hacía una mueca, apartando mi vista de nuevo. Su siguiente comentario me dejó bien claro que ellos eran quienes la habían echo olvidarse de mi desde mi marcha, como no Jacob Black no había tardado nada para ir a por ella, y ese tal William tampoco. La cosa era que su nombre me resultaba familiar, pero deseché la idea de ponerme a pensar en ello pues tenía cosas mas importantes que atender. -Por buenos amigos tuyos que sean, los licántropos son muy impulsivos y no se saben controlar... Podrían herirte sin quererlo siquiera... -omití deliberadamente hacer comentarios respecto a la parte en que la ayudaban a distraerse y superar mi abandono.

No estaba preparado para lo siguiente, seguía sin mirarla, pero pude oír perfectamente el cambio en su respiración. ¿Estaba llorando? Posé mi vista en ella de nuevo, comprobando que efectivamente un par de lágrimas resbalaban por sus mejillas mientras ella escondía su rostro intentando ocultarlas. Las palabras que acompañaron a aquel llanto contenido me confundieron aún mas si se podía. Ella me odiaba, me despreciaba y había rehecho su vida mínimamente, ¿por que iba a flaquear de esa forma ante mi presencia? Antes de poder reaccionar, vi como pasaba por mi lado dispuesta a abandonar el claro. Comprendí que quería alejarse de mi, así que no me interpuse en su camino, pero entonces oí un ruido que me informó de su caída al suelo y al segundo siguiente estaba agachado junto a ella, ayudándola a incorporarse, sentándola en la hierba. -Bella, ¿estás bien? -la miré sumamente preocupado sin molestarme siquiera en pensar si le incomodaba que estuviese tan cercano a ella o si mi frío tacto ahora se le tornaría repulsivo, como tendría que haber sido desde un principio. -¿Que ha ocurrido? Yo... Si he dicho o echo algo malo... Lo siento Bella, lo siento tanto... -pasé mis fríos dedos por sus mejillas borrando el rastro que habían dejado las lagrimas sobre su piel mientras me disculpaba, ya no sabía si por haber echo algo que la llevase a irse y caerse por el camino o si lo hacía por todo en general.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Mar Ago 10, 2010 10:02 pm

En mi intento por huir de allí como una cobarde, incapaz de mirar al amor de mi vida a los ojos sin flaquear, terminé comiéndome el suelo. Simplemente genial... Mi tan patosa forma de ser salía a la luz en el peor momento, sin duda alguna. Pero cuando, después de maldecirme a mi misma por ser así, sentí la presencia de Edward justo a mi lado, alcé la mirada, y antes de poder decir nada él ya me había incorporado hasta que quedé sentada sobre la hierba. Me sentía terriblemente estúpida, ¿qué podía decir ahora después de haber hecho el ridículo de esa manera? Las palabras no me salían de la boca, simplemente. Sin embargo Edward rompió el silencio con su melodiosa voz, la cual me aventuré a pensar que sonaba preocupado. Le miré a los ojos, dispuesta a dejarme llevar por lo que sentía en ese momento, pues no tenía fuerzas para dejar de llorar y ya le había dejado ver mis lágrimas a él.-Estoy bien... -Respondí. Pero no, no estaba bien. El pie me dolía, aunque eso no era nada comparado con el dolor que sentía en mi interior. El inmenso dolor de pensar que le tenía frente a mi, y que no era mío.-No te preocupes... -añadí, mordiendo mi labio inferior, algo nerviosa.

En cuanto sentí sus suaves y fríos dedos deslizarse por mis mejillas, no pude evitar entrecerrar los ojos, dejando escapar un pequeño suspiro, casi imperceptible. Por un momento quise que el tiempo se parase en ese mismo instante. Que nada más importara y que nunca más se apartara de mi lado. Pero no era más que una ilusión de mi mente, y tenía que hablar. Contestar a sus continuas disculpas con la verdad.-Yo... simplemente no tengo valor suficiente para tenerte enfrente... -Le dije, con la voz llorosa debido a los sollozos.-No puedo mirarte sabiendo que ya... no soy nada para ti... Me duele demasiado... recordar que ya no me amas...-Confesé y bajé la mirada, cerrando los ojos para dejar escapar otro par de lágrimas.
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Miér Ago 11, 2010 6:36 pm

Empezaba a sentirme completamente perdido, perdido y confundido pues no entendía que había echo o dicho para hacer que de repente Bella pareciese sentirse tan mal consigo misma. Repasé mentalmente todas mis palabras y mis gestos desde que la había visto por primera vez en el prado, pero no recordaba haber echo algo que hubiese podido ofenderla o herirla de esta forma, a no ser que se hubiese sentido rechazada por mi rudeza y frivolidad. Ahora resultaba que mi mala educación al no mirarla había calado demasiado hondo en su ser, porque si no no entendía que mas había echo. Además, ¿no se suponía que ella me odiaba? Porque aquello era algo de lo que estaba seguro, ella ya no quería tenerme cerca ni saber nada de mi, por mi horrible rechazo, meses atrás.

Fruncí el ceño dejando a un lado mis pensamientos y centrándome de nuevo en ella. Parecía que físicamente no se había echo mucha cosa, pero de todos modos me puse a comprobarlo concienzudamente. Pasé mi vista por sus manos, donde tenía un par de rasguños sin importancia y después me centré en ver si alguna otra parte de su cuerpo había sufrido con la caída. Parecía que solo le dolía un pie, pues lo tenía demasiado inmóvil para hacerlo de forma inconsciente, supuse que le dolería y evitaría moverlo. Posé de nuevo mis dorados ojos en su rostro en cuanto oí como se apresuraba a decir que se encontraba bien, tal y como recordaba, no le gustaba que la viesen débil ni que cuidasen de ella como si no fuese capaz de cuidarse sola. -Como no voy a preocuparme Bella, por Dios... -dije sin entender como podía pedirme tal cosa.

No dejé de pasar mis fríos dedos por sus cálidas mejillas, borrando las lagrimas que dejaba caer de tanto en cuanto, aún a sabiendas de que luchaba por que yo no las viese o no notase que se sentía tan mal como para romper en llanto. De momento no había mostrado querer alejarse de mi, como esperaba que hiciese visto su intento de huida hacía solo unos breves minutos. Entonces respondió a mis continuas disculpas de una forma que no me esperaba en absoluto, confundiéndome mas si cabía. -Yo... -no sabía que decir, las palabras no me salían de la boca, mientras mi mente hacía encajar las cosas de una forma que no me había planteado antes. ¿A caso podía ser que ella aún me amase y se sintiera desdichada por tener presente todavía mi anterior rechazo? Aún siendo mentira todo lo que dije, aunque claro eso ella no lo sabía. Seguía sin comprender como me había creído, pero aún me creía menos que habiéndoselo creído aún sintiese algo bueno por mi. -Oh, Bella... -posé ambas manos en sus mejillas y alcé su rostro clavando mis ojos en los suyos, la miraba con expresión torturada, sintiéndome horrible por todo lo acaecido, queriendo poder desahogarme y sabiendo que solo conseguiría frustrarme ante la escozor de mis ojos. -¿Como pudiste creerte semejante mentira? -hablé alzando la voz, demostrando mi propia incredulidad.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Miér Ago 11, 2010 7:08 pm

Ya no había vuelta atrás. Todo lo que mi corazón sentía y padecía, todo lo que cruzaba mi mente y atormentaba mi cuerpo desde el día en que Edward me dijo que no me amaba y me abandonó, se lo había confesado en unas simples palabras acompañadas por varios sollozos. Sin tan solo supiera cuantas veces deseé morirme para dejar de sufrir, para que los días terminasen para mi, impidiendome contemplar como Edward, mi Edward, no estaba conmigo. Y ahora le tenía frente a mi, dejandome ver lo que jamás creí que volvería a admirar: su rostro. Permitiéndome oir su voz, oler su delicioso aroma... Y a pesar de eso el miedo seguía dentro de mi, temiendo su rechazo, su más que posible rechazo. Pues no sería la primera vez que lo oiría. Sin embargo estaba completamente segura de que una segunda vez no lo soportaría, y terminaría derrumbada.

Pero entonces sus palabras me hicieron alzar la mirada, mirándole diractamente a los ojos, los cuales me miraban fijamente, de cerca. ¿Había dicho lo que mis oídos habían oido? ¿O era una ilusión? No, lo había dicho. No estaba preparada para oir que todo lo que me dijo aquel fatidico día había sido una completa mentira. Me había hecho tanto a la idea de que yo no era nada para él, que no era suficiente, que procesar toda esa información se me estaba haciendo dificil.-¿Qué...? -Pregunté en un susurro tan bajito que apenas se oyó, pero estaba segura de que Edward se había percatado.

Entonces, sin proponermelo la respuesta a su pregunta salió de mis labios de una manera demasiado sincera y directa, como si lo hubiese tenido preparado, pero la verdad es que no era así.-Porque no tiene sentido que tu me quieras... -Suspiré levemente, dejando que mi respiración chocara con sus labios debido a tal cercanía.-Yo... no soy nada, soy humana, no soy nada... -Añadí. Porque era cierto, ¿cómo un ser como él, tan sumamente perfecto en todos los sentidos, podía amar a una simple humana como yo? Sin nada especial...
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Vie Ago 13, 2010 9:19 pm

Iba a venirme abajo, si es que no me había venido ya, viendo a Bella en ese estado. Ahora una nueva hipótesis rondaba mi cabeza, ¿y si ella había estado tan tensa y distante como yo, por el simple echo de que deseaba tanto como yo algo que nos había negado a ambos el día que la abandoné? Era imposible que después de todo eso ella albergase algún tipo de sentimiento positivo hacia mi, simplemente no podía procesar eso. Pero ahí la tenía, con su fachada echa mil pedazos y sollozando entre mis brazos, con apariencia de no querer echarme de su lado pues no había intentado zafarse de mi abrazo o alejarse de mi ni un solo momento. Pero a pesar de todo, estaba claro que ella se había creído mis palabras al cien por cien, algo que ahora me tocaría desmentir.

Cuando dejé de hablar nuestros ojos se encontraron de nuevo durante un largo rato, casi creí perderme de nuevo admirando sus hermosos ojos color chocolate, como tantas veces había echo antes. Su expresión dejaba clara su incredulidad hacia el tema que estábamos tratando y yo seguía sin comprender como me había creído tan facilmente y con tanta seguridad. No aparté mi vista de su rostro ni un solo segundo, es mas hasta evité el parpadear y casi el respirar por completo, estaba totalmente inmovil con mi expresión congelada en una mueca de dolor por todo lo que veía que le había echo y seguía haciendole, en mi afán de intentar proteger su vida. Regresé al mundo real en cuanto oí aquel leve susurro que rompió finalmente el eterno silencio. No dije nada en ese momento tan solo me limité a acaricias sus mejillas con mis manos y apartar seguidamente las lágrimas de su rostro mientras la miraba ahora mas apenado que torturado.

No sabía que explicación darle, no sabía como justificarme por el simple echo de que no tenía justificación alguna, había sido un completo necio dejando atrás a la razón de mi vida. Entonces sus palabras me hicieron fruncir el ceño y mirarla con incredulidad mientras suspiraba pesadamente, acercando mi rostro al suyo aún mas, hasta apoyar mi helada frente sobre la suya. -Bella, lo eres todo para mi... absolutamente todo... -juré en un tono de voz suave pero efusivo. -Yo, hice lo que hice movido por razones que no tenían nada que ver con el echo de aborrecerte o que no fueses buena para mi... Porque tu eres la única para mi, ¿lo entiendes? No ha habido, ni hay, ni habrá jamás nadie como tu para mi... -dije solemnemente sin apartar mi frente de la suya y cerré los ojos con fuerza, aún acariciando sus mejillas algo nervioso por mi propia confesión. -Mentí Bella, mentí como el vil monstruo que soy... Pero lo hacía creyendo que así te olivarías de mi y podrías tener una vida humana... La que debes tener... -mi voz acabó quedándose en nada cuando se quebró en un suspiro que mas bien fue un lamento por todo lo que yo mismo había hecho. Besé su frente y me permití aspirar su aroma intensamente, dejando que me invadiese por completo.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Vie Ago 13, 2010 10:30 pm

Realmente a mi mente le costaba procesar toda la información que estaba recibiendo por parte de Edward. De un momento a otro, todo lo que yo creía acerca de él y sus sentimientos se cayó por la borda y sus palabras me lo estaban confirmando. Me amaba... Edward aun me amaba, es más, nunca dejó de hacerlo... Mi boca seguía entreabierta, mostrando el asombro que sentía en ese instante. ¿Qué podía decirle? no había palabras que pudiesen expresar lo que sentía en ese momento. Una mezcla entre felicidad, nostalgia y tristeza por haber creido lo que no era, por haber desperdiciado el tiempo creyendo que el amor de mi vida me despreciaba por ser una simple e insignificante humana.

Suspiré en cuanto sentí su beso en mi frente, notando sus fríos labios sobre mi piel. Una sensación que había echado de menos, al igual que a todo él. Separé un poco mi rostro, lo justo para poder mirarle a los ojos, dejando que las lágrimas aun continuaran bajando por mis mejillas, aunque ahora no eran precisamente de tristeza.-Edward... -musité, sin saber que decirle para que supiese de una vez por todas que yo le amaba más que a nada ni a nadie, que mi vida sin él no tenía sentido y que no quería que volviera a alejarse de mi nunca más.-Sin ti... no soy nada... nada... -añadí en el mismo tono de voz bajito, dejando escapar un sollozo inevitablemente. Inmediatamente, y por instinto, mi cuerpo se pegó a él y mis labios casi rozaban los suyos.-No sabes lo mal que lo he pasado, el día a día era una autentica tortura... -Mis ojos permanecían fijos en los suyos, contemplando aquel dorado intenso que tanto me gustaba.-Preferiría morir a pasar una vida sin ti... -Añadí, pegando mi frente de nuevo a la de él, dejando escapar un pequeño suspiro que chocó directamente con sus labios.-Jamás... ¿entiendes? jamás podría olvidarte... -Y entonces mi mano, temblorosa, se posó sobre su pálida mejilla, sintiendo la suavidad de su fría piel.

No sabía que podría suceder tras la confesión de ambos, si todo volvería a ser como antes o si él igualmente, a pesar de todo, se iría otra vez de Forks alegando que era lo mejor para mi, por mi seguridad. Esperaba y confiaba en que mis palabras y mi llanto hubiesen sido lo suficientemente sinceros como para que Edward se diese cuenta de que alejarse de mi vida era lo peor que me podía pasar. Permanecí en aquella posición tan sumamente cercana, notando como su delicioso aroma se colaba por mis fosas nasales, un perfume que para mi era más que afrodisiaco. Cerré los ojos por un momento, deseando que aquel momento nunca terminase.
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Sáb Ago 14, 2010 7:48 pm

Bella me miraba totalmente incrédula, momento en el que tuve mi ansiada confirmación: Se había creído mis palabras al cien por cien y las había extrapolado a meses atrás sintiéndose peor incluso de lo que tendría que haberse sentido. Ahora era mi turno de confesar toda la verdad y arreglar todo el lío en el que yo mismo nos había metido. Si alguna vez en mi larga vida me había sentido estúpido, acababa de ser desbancada de su puesto por este instante, ahora me sentía mas que estúpido, tremendamente insensato, idiota y un desconsiderado por haber hecho lo que hice sin pararme a pensar en como quedaría Bella realmente, porque había quedado exactamente como yo al parecer y era algo que no tenía planeado cuando me fui sin más.

Me sentía totalmente incapaz de moverme o mas bien de apartar mi vista de su dulce y atormentado rostro y a quitar mis manos de sus mejillas, húmedas por las lágrimas que me empeñaba en apartar una y otra vez con mis pulgares en una suave caricia. Separó su rostro y le di espacio para hacer tal cosa sin esfuerzo alguno, así que nos quedamos mirando a los ojos el uno al otro durante el rato en que Bella ordenaba su mente como era debido, tras mi confesión. De nuevo oír mi nombre, pronunciado por su dulce voz, en aquel suspiro me hizo estremecer y cerrar los ojos durante un corto instante. No era consciente de cuanto la había echado de menos realmente, hasta este mismo instante, en que mi mente avanzaba acontecimientos y creara su propia situación idílica en la que ella volvía a ser mía. En cuanto mis desvaríos mentales quedaron prácticamente confirmados por sus palabras, aparté mis manos de su rostro para deslizarlas hacia su espalda y abrazarla contra mi pecho con la ansiedad de aquel que recupera la razón de su vida. -Lo siento Bella... Lo siento mucho... Lo siento, lo siento... -repetí mis disculpas una y otra vez, en susurros junto a su oído mientras la abrazaba con una dependencia casi enfermiza y acariciaba su espalda intensamente.

Cuando nos separamos de aquel desesperado abrazo, nos quedamos mirando de nuevo en silencio, entonces posó su cálida mano sobre mi helada mejilla y dejé escapar un profundo suspiro de satisfacción al sentir de nuevo el tacto de sus manos en mi rostro. Posé mi mano sobre la suya, acariciando el dorso de la misma y ladeé ligeramente mi rostro para besar su mano un par de veces, antes de volver a centrar la atención de mis ojos en los ajenos. Tomé aire, inspirando su aroma para darme fuerzas y poder hablar. -Si eres capaz de perdonarme y darme una segunda oportunidad... Yo... Yo desearía volver a tu lado... -seguí acariciando su mano que permanecía sobre mi rostro y alcé mi mano libre para acariciar su mejilla y limpiar otro par de lágrimas que resbalaban por la misma.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Lun Ago 16, 2010 10:25 pm

En cuanto sentí como sus fuertes brazos me rodeaban suspiré. No podía simplemente creer que todo era real, no después del tiempo en el que había permanecido como un cadaver, sin vida, inherte ante cualquier cosa. Estado en el que Edward me había dejado, quisiera o no. Pero ese era el resultado. Me aferré a su cuerpo como si fuera lo único que me quedase por hacer en la vida, sujetándole de la camisa mientras cerraba los ojos. Sus manos acariciaban mi espalda haciendo que otro par de suspiros siguieran al primero. El llanto desaparecía lentamente, y fue entonces cuando nuestros rostros se encontraron, su mano en mi mejilla y la mía en la suya. Nuestros labios estaban tan cerca que deseaba que me besara, sentir su tacto y probar de nuevo su delicioso sabor.

Le observé atentamente en cuanto terminé de explicarle como me sentía respecto a él, o al menos de intentarlo. Quizás había sido una ingenua al creerme su mentira, pero Edward también lo fue por el simple hecho de pensar que yo podría olvidarle. Jamás podría hacer tal cosa, él era mi todo, mi vida, mi alma...

No aparté mi rostro ni un milímetro, y pude notar como él tampoco. Entreabrí los labios a la vez que notaba como el aire entraba por mis fosas nasales, apaciguando un poco el llanto que seguía luchando por salir de mi cuerpo, reflejado en continuos sollozos y pequeñas lágrimas cristalinas que Edward se encargaba de apartar con su cariñoso gesto. Pero entonces, sus palabras me devolvieron a la vida casi sin quererlo. Mis ojos se abrieron grandes, deslumbrantes, observándole totalmente alucinada.-¿Hablas en... serio?-pregunté en un susurro casi tan pequeño que hasta dudé que Edward lo hubiese escuchado. Ni siquiera esperé respuesta, no podía esperar, le quería, le amaba... -Si Edward... te doy una segunda oportunidad... -tomé una bocanda de aire, dándome a mi misma el valor para responderle.-Quiero volver a estar contigo... -terminé y entonces mis labios se curvaron en una pequeña sonrisa, mientras otro par de lágrimas resvalaba por mis mejillas. En ese instante las ganas se apoderaron de mi vaciando la poca paciencia que quedaba en mi interior. Sin más posé mis labios sobre los suyos, bajando la mano que permanecía en su mejilla hacia su nuca.
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Lun Ago 16, 2010 10:55 pm

Sentir como Bella se aferraba a mi abrazo de la misma forma en que yo mismo lo hacía a su cuerpo casi me arrancó una sonrisa, aunque no fui capaz del todo ya que en mi interior seguía aflorando la duda de si ella querría otorgarme esa segunda oportunidad que yo tanto ansiaba y necesitaba para volver a ser aquella persona tan humana que fui tan solo meses atrás. No podía creerme que la tuviese de nuevo entre mis brazos. Había soñado despierto tantas veces con este momento, en que ella se alegraba de verme y yo de verla a ella, en que nos abrazábamos y olvidábamos todos mis errores. Pero de nuevo me tocaba castigar a mi mala percepción de la realidad, por perfecta que fuese en comparación a la de un humano, mi mente no había sido capaz de recordar su aroma, su rostro, ni si quiera su voz, con la fidelidad que yo me esperaba. Durante todos esos meses yo pensaba estar rememorando su vivo recuerdo y ahora que realmente vivía esta situación me percataba de cuan imperfecta era mi memoria. Al fin, para mi alivio y tranquilidad, su llanto menguó paulatinamente, convirtiéndose tan solo en las bocanadas de aire y sollozos residuales después de alcanzar el consuelo de una gran pena.

El tiempo pareció detenerse definitivamente justo en el instante en que nuestras miradas se congelaron la una en la del otro. Mis dedos se deslizaron de nuevo sobre sus húmedas mejillas, eliminando ahora los rastros de lo que esperaba fuesen su ultimo par de lágrimas derramadas por mi culpa. Al acariciar su mejilla, recogí un mechón de su pelo que danzaba al compás de la suave brisa que nos envolvía y lo coloqué delicadamente tras su oreja, justo antes de volver a posar mi fría mano en su mejilla. Tras expresar mi desesperada petición al fin en palabras no me quedó otra que bajar la vista durante unos breves segundos y al alzar de nuevo mi rostro, mis dorados ojos se toparon con los sorprendidos y achocolatados ojos de Bella que me miraba prácticamente alucinada. Fruncí levemente el ceño en señal de la confusión que invadía mi mente ante tal expresión y finalmente mis labios quedaron entreabiertos en señal de sorpresa y comprensión cuando escuché sus palabras. -¿De verdad deseas estar conmigo, después de todo esto? -la incredulidad asomó en el tono de mi voz que se apagó de golpe en cuanto la vi sonreír. Mi Bella, sonreía de nuevo, para mi y por lo visto gracias a mis palabras. El gozo y la dicha se apoderaron de mi de tal manera que no supe mas que corresponder a su sonrisa mientras dejaba escapar un suspiro de alivio de entre mis labios.

Estaba con la guardia totalmente baja, sin pensar siquiera en que ella pudiera intentar acercarse mas a mi, cuando de repente sus labios se posaron sobre los míos y sentí su mano deslizarse hacia mi nuca, lo que me hizo suspirar de puro placer y cerrar los ojos deleitándome finalmente con el dulce sabor de sus labios que tanto había ansiado volver a probar, desde el primer día en que me fui de su lado. A diferencia de todas las veces en que nos habíamos besado ya, esta vez no obré con cautela, al menos no en las altas dosis habituales, si no que bajé mis manos a su cintura y la atraje hacia mi hasta sentarla sobre mi regazo, pegando su cálido cuerpo al mio, sin espacio alguno entre ambos, al fin. Mis labios se amoldaron a los suyos al instante y buscaron con desesperación intensificar ese dulce e inocente beso que Bella había empezado. Una de mis manos se deslizo por su pelo, apartándolo de su rostro y descansando después en su nuca, al igual que ella había hecho con la suya, mientras que mi otra mano tomaba posesión de su espalda, pegándola a mi sin posibilidad de escape alguno por su parte.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Lun Ago 16, 2010 11:45 pm

Ni siquiera respondí a su pregunta, mis labios respondieron por mi aventurandose a besarle de aquella forma suave y delicada, pero poniendo todas mis ganas y mis deseos por Edward en dicho beso. Casí llegué a pensar que me apartaría al instante, como tantas veces había hecho tiempo atrás. Pero para mi sorpresa no lo hizo, sino más bien al contrario. Me pegó a su cuerpo, sentándome sobre su regazo y haciendo que nos rozaramos completamente. No vacilé en aumentar la intensidad del beso en cuanto noté como él lo hacía primero. Apreté mi mano en su nuca, subiendo un poco para sostenerle suavemente del pelo.

Todo parecía un sueño, y no me cansaba de pensarlo. Nadie, absolutamente nada ni nadie podría arruinar este momento. Por fin Edward y yo nos habiamos vuelto a encontrar, y ahora podía decir que quería estar conmigo, que realmente era mío, y ya no podía ser más feliz. Si bien no pude evitar el recordar a William, pues él era mi mejor amigo y quien me había mantenido a flote todos estos meses. Era cierto que en su día tuve mis dudas y mis confusiones, independientemente o no del parecido con Edward. Pero al tenerle a él en frente, el haberle vuelto a sentir y a verle habían borrado de mi cabeza cualquier duda existente. Porque Edward era y sería por siempre el amor de mi vida.

Cerré los ojos, continuando con aquel magnífico beso con el que tantas veces había soñado mientras él no estuvo a mi lado, dispuesta a disfrutarlo al máximo. Un pequeño suspiro escapó de entre mis labios, dando a conocer, a través de éste, el placer que estaba sintiendo con tan solo probar sus labios. No podía moverme apenas debido a lo firme y bien sujeta que Edward me tenía, ni tampoco quería. La mano libre la deslicé por su espalda hasta llegar casi a la mitad de ella, notando su fría piel bajo mi cálida mano. Jamás pude imaginar que llegaría a echar tanto de menos el frío que Edward emanaba. Pero hasta eso me gustaba en él.

Pero entonces, mi pequeño momento de gloria se vio interrumpido por mi necesidad de respirar, y sin más remedio tuve que separar mis labios de los suyos, apenas a escasos centímetros. Lo suficiente como para aun rozarlos contra los de Edward.-Te amo... -musité, mordiendo mi labio inferior, con los ojos aun entrecerrados por el simple hecho de que así aun disfrutaba más del sabor que aun quedaba en mi boca.
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Edward A. Cullen el Jue Ago 19, 2010 9:05 pm

Obviamente Bella se sorprendió ante mi ímpetu, seguramente recordando que solía ser yo el encargado de vetar nuestro contacto físico a unos límites establecidos. Lo que ella no sabía era que mi alejamiento de ella, a parte de sumirme en la mas grande de las miserias, me había hecho apreciar mucho mas su compañía ahora que la había recuperado y que en cuanto supe lo que era el dolor por haber creído, tan solo unos días, que había abandonado este mundo para siempre, mi cerebro había reaccionado de una forma que eliminaba cualquier intento de mi yo animal por llegar a causar ese dolor de nuevo, por lo que su sangre seguía siendo la mas dulce del mundo para mi, pero ya no me tentaba de forma homicida constantemente. Así que ahora podía deleitarme con total tranquilidad de sus besos y sus caricias, claro está con un límite mas amplio pero todavía existente, pues seguía siendo peligroso que perdiese el control con ella entre mis brazos.

El dulce sabor de sus labios era algo en lo que no me había permitido pensar mucho, por el simple hecho de no retorcerme en el dolor de la melancolía y la impotencia por no poder catarlos de nuevo, en cambio ahora me embriagaba por completo de su aroma, su sabor y su tacto, sin perderme un solo detalle por pequeño que fuese. Aquel beso estaba siendo uno de los mas fantásticos que habíamos llegado a darnos y no tenía muchas intenciones conscientes de pararlo. Hoy iba a esperar a que ella misma pusiera fin a nuestro contacto físico, al menos sie ra capaz si no me tocaría separarla para que tomase aire. Un suspiro salió de entre sus labios, haciendo chocar su cálido aliento contra el mío, de aquella forma en que tanto había añorado. Finalmente sus necesidades humanas hicieron acto de presencia y por el bien de ambos Bella supo cuando parar a tomar aire.

Una esplendida y deslumbrante sonrisa de satisfacción se formo en mi rostro en cuanto tuve los ojos abiertos de nuevo, admirando aquellos achocolatados ojos humanos que tan feliz me hacía tener enfrente de nuevo. Aflojé un poco la presión que mi mano ejercía contra su espalda, al percatarme de la fuerza con que la sostenía y deslicé la mano que estaba en su nuca hacia su mejilla, recogiendo de nuevo su pelo tras su oreja mientras la acariciaba dulcemente. -Yo también te amo... Eres toda mi vida Bella... -dije en el melodioso y dulce tono de voz que tanto tiempo hacía que no empleaba. Rocé mi nariz contra la suya en un gesto cariñoso, aún sin borrar aquella sonrisa que demostraba mi creciente felicidad al haberla recuperado.

_________________
Edward Anthony Masen Cullen
Hay dos días en la vida para los que no nací
El primero de esos días fue cuando te conocí; El segundo de esos días fue justo el que te perdí


And I wish I could fly like a bat from a cave; Through the darkness of my ignorance to light.
I'd forever live on the echoes of our love; And die like some star burning bright.
{ So run honey run, and hide in the wind; And never stop to look inside your mind }
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Apodos : Edd, Eddie, León, Simba, Sobreprotector, Anticuado, Cullen, Sabelotodo, Fanfarrón...
Raza : Vampiro
Don : Leer Mentes; Telepatía unidireccional
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 17 aparentes, 109 reales
Localización : Forks, WA
Humor : Cambiante muy cambiante
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 09/03/2010

Ver perfil de usuario http://whitedarkness.twilight-vampire.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Isabella M. Swan el Dom Ago 22, 2010 5:14 pm

Casi me era imposible creer lo que estaba pasando en ese momento, aun creía que estaba soñando, que todo era producto de mi imaginación y que en cualquier momento algo me haría despertar y darme cuenta de que todo lo que estaba sucediendo era falso. Pero para mi alegría no era así. Acababa de besarme con el amor de mi vida después de tantos meses pensando que él no me quería, y no solo eso, sino que me había dicho que me amaba con aquella melodiosa voz que tanto me gustaba, y que tantas veces había luchado por resignarme a no oirla nunca más. Y sin embargo, cuando parecía que lo estaba consiguiendo, al menos mínimamente, Edward regresó a mi vida llenándome de dicha.

Nuestros ojos seguían fijos en los del otro, al menos por mi parte, pues no quería perderme ni un solo detalle de él, de sus gestos y de sus movimientos por más insignificantes que pudieran ser. No pude evitar esbozar una sonrisa cuando rozó su nariz con la mía y en ese mismo instante volví a atrapar sus labios, dándole un fugaz beso en éstos. Le había necesitado tanto, me había hecho tanta falta... Edward era la esencia de mi vida, sin él, nada, absolutamente nada, tenía sentido para mi.-Te he echado tanto de menos... tanto... -Suspiré levemente, subiendo mi mano por su espalda, el mismo camino que había recorrido antes al bajar, en una suave caricia. La posé de nuevo en su mejilla, palpando con las llemas de mis dedos su fría y perfecta piel.-No me dejes de nuevo... no lo soportaría, no podría...soportarlo...-Y en ese instante, sin esperar nada más me abracé a él como si fuera la última cosa que hiciera en la vida, temiendo que se escapara, aferrandome a su pecho.

Pero la realidad era que, de nuevo, Edward y yo volviamos a estar juntos. Que por fin todo lo malo que me rodeaba había desaparecido por el simple hecho de tenerle conmigo, pues todo carecía de importancia a su lado. Si bien aun tenía que contarle algunas cosas, como el extraño parecido de mi mejor amigo, William, con él. Pero no me atrevía a articular palabra, a decir cualquier cosa que solo sirviera para romper este momento que deseaba que fuese eterno.
avatar
Isabella M. Swan
Humano
Humano

Apodos : Bella, Bells, Bellie, humana, humanita, Oveja, Oveji, Patosa...
Raza : Humano
Estado Civil : Enamorado/a
Edad : 18 años
Localización : Forks, Washington
Humor : Depresiva y Confundida
Ocupación : Estudiante
Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 14/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Afrontando la realidad, de nuevo [Bella]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.